Oración de Beatificación Mario Hiriart

Jesús, Buen Pastor, te alabamos
porque quisiste permanecer cerca nuestro
en el sacramento de la Eucaristía.
Te alabamos porque regalaste a Mario Hiriart
la vocación de ser cáliz vivo,
portador tuyo a los hombres,
según el ejemplo de María.

Él te siguió como tu discípulo
en medio del mundo,
siendo heroicamente fiel
a su Alianza de Amor
con la Madre tres veces Admirable de Schoenstatt.
Confiados en que tú lo escuchas con agrado,
encomendamos a su oración...
(aquí se dice la intención por la cual se implora).

Con gratitud te pedimos, Señor,
que tú concedas a Mario
el reconocimiento de la Iglesia
y pueda ser beatificado
para bien de todo el Pueblo de Dios,
para gloria de tu nombre,
del Padre y del Espíritu Santo. Amén.

mario hiriart

Oración de los enamorados

“Madrecita, tengo un ansia infinita
de amar y ser amado.
El amor es tanto más elevado cuanto
más y mejor se conoce aquello
hacia lo cual se tiende;
El amor sin un profundo conocimiento del
amado es cuando menos demasiado instintivo.
Cuando uno se enamora… parece que todo
cambiara, que quisiera conquistar el mundo para
entregárselo al amado.
Sobre todo, se adquiere una estabilidad muy
grande sobre la tierra...
y se es capaz de realizar los mayores sacrificios
por esa persona.
El secreto de la fuerza creadora del amor está
en un ansia de unir todas las capacidades y
posibilidades del alma al servicio, alabanza y
gozo del ser amado.
Cuando se ama verdaderamente a alguien,
se está pendiente hasta de la última palabra
y del más pequeño gesto de ese alguien.
Pienso continuamente en quien amo,
imagino lo que vamos a hacer cuando estemos juntos,
y en la noche, mis últimos pensamientos y recuerdos son para ella.
Al poder gustar un poquito del amor humano,
no he conseguido sino anhelar más
un amor mayor y más perdurable para siempre."

mario hiriart
cruz mario hiriart
bajar

El vía crucis de Jesús con Mario Hiriart

Revivimos el camino de la cruz en la cual nos redimió Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre.
Nos ayuda nuestro hermano Mario, que junto a María, lo meditó y lo hizo propio.

MEDITACIÓN

"Viernes Santo, que a las tres de la tarde, las tinieblas cubrieron la tierra escondiendo la inverosímil soberbia de los hombres que han dado muerte a su Creador. Un Viernes Santo no se puede pasar sino con Cristo: ni solo ni con los hombres, sino junto a él; siguiéndole paso a paso. Pensar en la sangre del Hijo que hace latir nuestro corazón, llenaría horas enteras... Pero tal vez lo mejor sea acompañarlo simplemente en silencio, para alimentarnos con su mirada y su presencia. Madre, ayúdanos a ser dignos de la sangre de Cristo que él mismo amorosamente renueva en nosotros cada día."


Invocación para repetir después de cada estación

"Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos, porque por tu santa cruz redimiste al mundo"

Estaciones

ORACIÓN FINAL

"La sangre vertida de Cristo es el río vivo que redimió al mundo. ¡La cumbre del amor redentor divino, expresada en la máxima donación humana! El corazón de Jesucristo es el cáliz que vació toda su sangre por nosotros, los hombres. La pasión de tu Hijo, Madre, en que tú estuviste a su lado, seguiste el camino que recorrió cargado con su cruz y estuviste de pie junto a él en sus tres horas de agonía, es el complemento ineludible a tu primer ‘Fiat-Sí’. El precio aparente de tal fidelidad será la participación en el sacrificio de Cristo, pero su último fruto es siempre la resurrección con él!"

Amén.

Mario Hiriart

Textos del diario personal de Mario Hiriart,
escritos en Brasil, entre 1957 y 1959.
Su oración, fundamentalmente, la dirige a María,
o bien a Jesús, pero es siempre a través de la Madre.

¿Cómo Donar?

Puedes realizar tu aporte en:

Fundación Mario Hiriart

Banco Santander

Cuenta N° 19-80870-0

Rut: 74.405.300-5 (para transacción electrónica)

fundacionmariohiriart@gmail.com

mario hiriart